La startup francesa Transition-One quiere potenciar las conversiones de vehículos eléctricos con su solución de transición ecológica

La startup francesa Transition-One quiere potenciar las conversiones de vehículos eléctricos con su solución de transición ecológica

Los gobiernos locales de Francia están tomando cada vez más medidas para reducir las emisiones de CO2 dentro de las ciudades, lo que impulsa la demanda de vehículos eléctricos. Las ventas de nuevos vehículos enchufables en enero en Francia vieron crecer la cuota de mercado en un 50%. Pero con más de 1.500 millones de vehículos en la carretera en todo el mundo en este momento, un método asequible y sostenible para convertir parte de esta flota en eléctrica podría ser una de las mejores maneras de catalizar la adopción de vehículos eléctricos.

En Francia hay unos 40 millones de vehículos, y en los mejores años se venden unos 2 millones de vehículos al año, lo que añade aún más vehículos a este parque. En abril de 2020, el gobierno francés emitió una subvención para la conversión de vehículos de combustible a eléctricos mediante retrofit (5.000 euros por vehículo). La reciente ley de homologación de Francia permite la retroadaptación de los vehículos con motor de combustión interna de más de 5 años y ha abierto oportunidades para que las empresas aceleren la conversión de estos vehículos de combustión interna a eléctricos.

Transition-One es una de las empresas que aprovechan la nueva normativa de homologación francesa y las subvenciones para la conversión de vehículos ICE a VE. Transition-One afirma que ofrece una solución de transición ecológica para el sector del automóvil. Su objetivo es producir estas conversiones al menor coste posible, ahorrar emisiones de carbono y promover la economía circular. “Con un parque mundial de 1.500 millones de vehículos que ya circulan por las carreteras de todo el mundo, la compra de nuevos vehículos eléctricos por sí sola no reducirá las emisiones de CO2 con la suficiente rapidez. Tenemos que acelerar la transición a los vehículos de bajas emisiones mediante la repotenciación de la mayor parte posible de la flota actual de vehículos ICE”, afirma Aymeric Libeau, fundador de Transition-One.

La startup francesa Transition-One quiere potenciar las conversiones de vehículos eléctricos con su solución de transición ecológica

“La cultura actual en el sector del automóvil con motor de combustión interna es tal que, para obtener una nueva característica, los fabricantes de automóviles te animan a comprar un coche nuevo, lo cual no es muy sostenible. Queremos ayudar a que más gente se sume a la transición ecológica más sostenible ofreciendo una solución de conversión asequible. Para ello, hemos decidido centrarnos en los coches ligeros más comunes y populares. Se emiten 7 toneladas de CO2 para fabricar un vehículo del mismo segmento que un Renault ZOE nuevo. Ahorraríamos mucho en emisiones convirtiendo una parte importante de la flota actual de estos vehículos ligeros que todavía tienen excelentes carrocerías con sólo convertirlos a eléctricos”.

“La conversión de un Renault Clio sólo emite 2 toneladas, por lo que se evitan 5 toneladas cuando se elige una conversión en lugar de un coche nuevo.  Nuestro principal KPI es el ahorro de emisiones de CO. En Europa, los coches emiten aproximadamente una tonelada de CO2 por cada 10.000 km. Tenemos un objetivo muy ambicioso. Queremos ayudar a ahorrar 10.000.000 de toneladas de CO2 en todo el mundo para 2035. Tenemos que ser así de audaces para contribuir a la lucha contra el cambio climático”.

“También optimizamos nuestras cadenas de suministro para poder abastecernos de la mayoría de nuestros componentes a nivel local, evitando así el envío de componentes desde lugares lejanos.  Todos nuestros inversores son de origen local, y los paquetes de baterías se ensamblan localmente. Tenemos previsto utilizar el mismo modelo en todo el mundo a medida que nos vayamos expandiendo. Tendremos un modelo de franquicia en el que las conversiones serán realizadas por nuestros socios. Ya hemos identificado a más de 1.000 socios potenciales. Cuando entremos en un nuevo mercado, tendremos programas de formación y perfeccionamiento en todos ellos. También estamos estudiando la posibilidad de expandirnos a África en un futuro próximo”.

La startup francesa Transition-One quiere potenciar las conversiones de vehículos eléctricos con su solución de transición ecológica

La lista de modelos que Transition-One convierte incluye:

  • Fiat 500.
  • Renault Twingo 2.
  • Mini Cooper.
  • Renault Kangoo.
  • Renault Clio 3.
  • Polo 4.

La velocidad máxima de los vehículos transformados está limitada a 110 km/h. El hecho de centrarse en unos pocos modelos seleccionados permite a la empresa optimizar sus kits de conversión de acuerdo con los requisitos de homologación. Ha trabajado en estos modelos durante más de 3 años, asegurándose de que ahora puede integrar con seguridad su tren motriz eléctrico y los componentes asociados a los sistemas electrónicos y de airbags del vehículo, por proponer un ejemplo.

La startup francesa Transition-One quiere potenciar las conversiones de vehículos eléctricos con su solución de transición ecológica

Transition-One cree que podrá ofrecer la conversión por un precio cercano a los 7.000 u 8.000 euros en unos 22 a 36 meses. Su objetivo final es que la conversión completa no cueste más de 5.500 euros de aquí a 5 años. Para lograrlo, el equipo ha trabajado en un “enfoque de tamaño adecuado” de la batería que se adapte a las necesidades de los desplazamientos diarios de la mayoría de la gente. En Francia, el trayecto medio al trabajo es de 26 km. Por ello, Transition-One se ha centrado en un paquete de baterías NMC que ofrece una autonomía máxima de 100 km. Su objetivo es que todo el proceso de conversión no dure más de 4 horas por vehículo. Esto es necesario para impulsar los volúmenes que realmente marcarán la diferencia. El objetivo principal de la empresa es la automatización y la industrialización de la industria de la conversión y alejarla del mercado tradicional de la conversión de coches clásicos a medida, que puede tardar 3 o 4 días en convertir un coche. Transition-One está recaudando fondos y busca unos 8 millones de dólares para ampliar sus operaciones.

Soy un gran fan de las conversiones. Me entusiasma la perspectiva de convertir un típico vehículo urbano de 5 años como un Mini Cooper por el precio de un Wuling Mini EV. Las conversiones siempre se han considerado bastante caras. Si empresas como Transition-One pueden tener éxito en este espacio a corto plazo, podría marcar realmente la diferencia y abrir oportunidades de creación de empleo en todo el mundo y especialmente en los países en desarrollo. Espero que más países sigan el ejemplo de Francia y creen entornos propicios para fomentar la conversión de los vehículos con motor de combustión interna en eléctricos.

Todas las imágenes por cortesía de Transition-One

[content-egg module=Youtube template=custom/simple]

Michael Rojas

Michael Rojas

Me convertí en un entusiasta de la tecnología a finales de 2012, y desde entonces, he estado trabajando para publicaciones de renombre en toda América y España como freelance para cubrir productos de empresas como Apple, Samsung, LG entre otras. ¡Gracias por leerme! Si deseas saber más sobre mis servicios, envíame tu consulta a michaelrojas@elenbyte.com.

Elenbyte
Logo
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0