La climatización inteligente es importante para la sostenibilidad de las ciudades inteligentes

La climatización inteligente es importante para la sostenibilidad de las ciudades inteligentes

El término ciudades inteligentes ya no es una palabra de moda. Es mucho más que algo de lo que todos los países pueden presumir. Un informe de Research and Markets afirma que se espera que el tamaño del mercado mundial de las ciudades inteligentes alcance los 820.700 millones de dólares en 2025, con una CAGR del 14,8%.

De hecho, según ONU-Hábitat, alrededor de 3 millones de personas se trasladan a las ciudades cada semana, y se calcula que en 2050 casi dos tercios de la población mundial residirán en ciudades. Este rápido crecimiento urbano exige una infraestructura sofisticada y conectada que las ciudades inteligentes pueden cumplir.

Pero la estructura de una “ciudad” inteligente depende de muchos factores, uno de los más importantes es la sostenibilidad.

Si el mundo continúa en su senda de crecimiento, con ciudades que crecen y desarrollos urbanos cada vez más prominentes, considerando la sostenibilidad como algo secundario, todos nos dirigimos colectivamente hacia un desastre.

Si bien hay muchos factores relacionados con hacer que las ciudades sean “inteligentes” y “sostenibles”, uno de los mayores consumidores de energía en las propiedades residenciales y comerciales son los sistemas de climatización.

La calefacción, la ventilación y el aire acondicionado (refrigeración) son significativamente responsables de promover la eficiencia energética de los edificios ya que el sector de la construcción consume el mayor porcentaje de la energía mundial.

La climatización en las ciudades inteligentes

Según el Foro Económico Mundial (FEM), los edificios son responsables del 40% del consumo energético mundial y del 33% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los edificios son una pieza fundamental en nuestro cambio hacia un futuro con menos emisiones de carbono. En ellos vivimos, descansamos y trabajamos, y son responsables de la mayor parte del consumo energético mundial y de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los sistemas inteligentes de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) pueden reducir significativamente las emisiones de carbono y el consumo de energía. Además, estos sistemas pueden ser clave en la reducción de costes y en la construcción de un sistema eficiente al reducir la carga de trabajo del personal.

Tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT) están transformando el mundo, y su uso en el IoT es clave para conseguir mejores niveles de consumo energético.

Por ejemplo, una de las formas es asegurando el correcto despliegue del mantenimiento preventivo. En lugar de un mantenimiento reactivo, mediante la conexión de sensores IoT, los contratistas de HVAC pueden adoptar un enfoque más basado en la condición para el mantenimiento preventivo.

Los sensores recogen datos en tiempo real de los sistemas HVAC y los dirigen a una plataforma basada en la nube para que los proveedores puedan acceder a ellos y evaluarlos.

Cuando se detecta un problema, como un descenso de la eficiencia, un consumo excesivo de energía o un exceso de vibraciones, los técnicos pueden consultar las lecturas y diagnosticar el problema a distancia.

Los sistemas de HVAC controlados por IoT también pueden mejorar la eficiencia energética proporcionando acceso a datos en tiempo real y monitorizando las tendencias de uso.

Los sensores también desempeñan un papel importante en la climatización; por proponer un ejemplo, los sensores térmicos colocados estratégicamente pueden detectar con precisión las diferencias de temperatura en cada zona de un edificio. Una zona menos concurrida puede enfriarse más rápidamente en comparación con las zonas que reciben más tráfico.

Los sistemas inteligentes de calefacción, ventilación y aire acondicionado pueden procesar estos datos para ajustar las temperaturas automáticamente y reducir significativamente el consumo de energía.

Por otro lado, los sensores de ocupación pueden apagar y encender los sistemas de refrigeración y calefacción en función de la ocupación.

Los sensores de ocupación también pueden detectar la presencia a través del movimiento recoger los datos, que luego se puede utilizar para hacer ajustes de temperatura en función de la utilización en tiempo real, ahorrando más dinero en el consumo de energía.

Los sistemas HVAC inteligentes se distinguen de los sistemas HVAC tradicionales porque son altamente personalizables. Desde la posibilidad de ajustar la temperatura, la velocidad del ventilador, la calefacción y la humedad hasta la posibilidad de hacer todo esto a distancia, los consumidores pueden controlar el consumo de energía en sus hogares y espacios de trabajo.

Además, la combinación de la climatización inteligente con el aprendizaje automático ayuda al sistema a aprender y adaptarse al usuario.

Las ciudades inteligentes no son sólo las que atienden a la comodidad de sus residentes; también deben contribuir activamente a los retos medioambientales y a la construcción de un caso en el crecimiento de la sociedad.

Los sistemas heredados pueden ser peligrosos, y la inclusión de sistemas tecnológicamente avanzados será importante para construir una sociedad más limpia y sostenible.

No cabe duda de que, al optimizar el consumo de energía, la climatización inteligente hace que nuestras instalaciones sean más sostenibles. La automatización de la climatización es un primer paso importante en la transformación ecológica de los edificios.

Sin embargo, la tecnología y la automatización deben utilizarse con una cantidad significativa de pruebas. Como cualquier dispositivo inteligente, los sistemas inteligentes de climatización también vienen con su cuota de amenazas potenciales. Cualquier cosa que esté conectada a la nube o a Internet tiene la capacidad de ser hackeada.

Por lo tanto, la ciberseguridad y las comprobaciones periódicas de todos los dispositivos conectados son extremadamente importantes para salvaguardar la información sensible y la seguridad. Así pues, los avances tecnológicos deben ir acompañados de la seguridad de quienes los utilizan.

[content-egg module=Youtube template=custom/simple]

Laura Andrade

Laura Andrade

Laura Andrade es una periodista freelance especializada en la investigación de la electrónica de consumo, especialmente de smartphones, tabletas y ordenadores. Actualmente participa en varios proyectos en los que se ha encargado de escribir sobre lanzamientos de nuevos productos digitales, aplicaciones, sitios y servicios para publicaciones impresas o en línea. Está constantemente estudiando las últimas tecnologías para estar siempre al día.

Elenbyte
Logo
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0