Cómo las sentencias europeas ponen en peligro el producto estrella de Google

Cómo las sentencias europeas ponen en peligro el producto estrella de Google

Las leyes laxas y los tratos de favor se están convirtiendo en algo del pasado para las grandes empresas tecnológicas, especialmente en Europa, donde una serie de sentencias está suponiendo una importante amenaza para uno de los productos estrella de Google.

Más de la mitad de los sitios web del mundo utilizan Google Analytics para apoyar a sus propietarios a entender el comportamiento de los usuarios.

El software, que utiliza cookies para rastrear el comportamiento de los usuarios, no cuesta nada en términos monetarios, aunque el vasto caudal de datos ayuda a alimentar los enormes beneficios de Google.

Sin embargo, en 2020 el marco que supervisa la transferencia de datos personales de la UE a EE.UU. fue anulado por los jueces de la UE debido a la preocupación por el espionaje de las agencias estadounidenses.

Desde entonces, los activistas han presentado decenas de casos ante los organismos reguladores de Europa argumentando que la herramienta vulnera los derechos fundamentales de los ciudadanos de la UE.

Los reguladores de varios países han fallado a favor de los activistas y han declarado a Google Analytics incompatible con la normativa europea sobre privacidad de datos (GDPR).

Las sentencias dejan a muchas empresas europeas en un aprieto.

Pueden dejar de lado a Google y pasar a una opción que cumpla con la privacidad y que cueste dinero, o esperar a que Google, los reguladores o los políticos encuentren una solución.

El viernes, EE.UU. y la UE anunciaron que habían acordado en principio un nuevo marco para permitir la transferencia de datos, pero no dieron más detalles.

El abogado austriaco Max Schrems, que encabezó la campaña para invalidar los acuerdos anteriores, escribió en Twitter que parecía otro enfoque de "parches" sin ninguna reforma sustancial de las normas de espionaje de Estados Unidos.

"Esperemos un texto, pero mi primera apuesta es que volverá a fracasar", escribió.

Posibles soluciones

La semana pasada, Google dijo que lanzaría una nueva versión de su software que no almacenaría las direcciones IP, el código único que puede identificar a los ordenadores individuales.

La empresa estadounidense también ha construido centros de datos en Europa.

Sin embargo, el impacto de estos posibles arreglos no está claro. Los reguladores aún no han hecho comentarios.

"Las autoridades de protección de datos no tienen la solución", dice Florence Raynal, del regulador francés CNIL, que ha fallado contra Google.

"Esa solución debe ser aportada por los gobiernos a nivel político".

Las empresas estadounidenses están sujetas a una ley conocida como "Cloud Act" que permite a las agencias de seguridad de Estados Unidos acceder a los datos de ciudadanos extranjeros independientemente de dónde estén almacenados.

Aunque Google ha argumentado que el riesgo que plantea la Ley de la Nube es teórico, no obstante dificulta el cumplimiento del RGPD por parte de las empresas estadounidenses.

"En una encrucijada"

Marie-Laure Denis, directora de la CNIL, considerada como un líder cuyas decisiones son seguidas por otros reguladores, resumió el dilema en una conferencia de la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP) celebrada en París la semana pasada.

Dijo de las empresas americanas que "su modelo de negocio debería evolucionar, o el marco legal americano debería evolucionar".

Pero aceptó que la situación de las empresas europeas que utilizan Google Analytics era "complicada".

Pascal Thisse, que dirige una agencia que asesora a las empresas sobre cómo cumplir con el GDPR, dice que las empresas se encuentran "en una encrucijada" sin tener una idea clara del camino a seguir.

"Si le dices a un cliente que usa Google Ads que elimine Google Analytics, todo se derrumba porque es la base del sistema", dice.

Pero para cumplir la normativa europea, las empresas tendrían que demostrar que la inteligencia estadounidense no está interesada en los datos recogidos, una empresa que está muy por encima de las posibilidades de las pequeñas empresas.

El abogado Schrems también reconoce que no hay una solución fácil.

"Es difícil para nosotros porque normalmente tratamos de litigar cuando hay una solución y en este caso tenemos un problema político", aseguró en un evento virtual la semana pasada antes del anuncio de la UE.

Dijo que la legislación estadounidense permitía la vigilancia masiva de ciudadanos no estadounidenses, lo que chocaba con la carta de derechos fundamentales de la UE.

"O Estados Unidos cambia sus leyes o la Unión Europea cambia sus principios fundacionales fundamentales", aseguró.

Vídeos

Alberto Berrios

Alberto Berrios

🎤 Escribo sobre productos relacionados con el audio 🎶 desde pequeños altavoces inalámbricos hasta grandes sistemas Hi-Fi. No comparo estos productos con otros, sino que muestro los puntos fuertes y débiles de cada dispositivo separado. Si quieres saber si un determinado producto merece la pena, ¡consulta una de mis reseñas antes de hacer la compra! Gracias por leer, hasta la próxima.

Elenbyte
Logo